HACCP

¿QUÉ ES UN SISTEMA DE AUTOCONTROL?

El Sistema de Autocontrol se define como el conjunto de actuaciones, procedimientos y controles que, de forma específica y programada, se realizan en la empresa del sector alimentario para asegurar que los alimentos, desde el punto de vista sanitario, son seguros para el consumidor.

El sistema de autocontrol, que deberá estar documentado, lo constituyen los planes generales de higiene y el plan de análisis de peligros y puntos de control críticos.

Para lograr esto es necesario conocer los peligros que pueden ir asociados al consumo de alimentos, cual es su origen y las medidas que podemos adoptar para evitarlos, pues siempre es más fácil evitar un peligro que eliminarlo tras su aparición.

Con este fin, es fundamental que todas las personas implicadas en el proceso de elaboración de un alimento se involucren en asegurar su calidad higiosanitaria, para lo cual es  necesario que actúen en base a unas adecuadas prácticas higiénicas.

Es conveniente enmarcar estas prácticas higiénicas dentro de un programa de Autocontrol Sanitario basado en el método de Análisis de Riesgos y Control de Puntos Críticos (ARCPC). Siendo este el instrumento más eficaz para prevenir de manera objetiva, metódica y científica posibles intoxicaciones alimentarias.

Tener en cuenta además la obligatoriedad (según R.D.2207/95) de aplicar este sistema en todas las empresas que preparen, fabriquen, transformen, envasen, transporten, distribuyan, manipulen o vendan alimentos, independientemente de su capacidad, volumen de producción, tamaño, número de operarios, etc.